lunes, 19 de noviembre de 2018

Encontrar empleo a partir de los cincuenta años


AUTORA: ➤ Celia Otero Iglesias. Orientadora laboral 

            Mucho se está hablando de este colectivo en relación a la búsqueda de empleo y de los impedimentos para su consecución. Las estadísticas del SPE y del SEPE nos aportan datos muy preocupantes. A nivel nacional la tasa de desempleados supera el millón de personas; los parados de larga duración casi llegan al medio millón, siendo el 60% mujeres; el porcentaje de mayores de 55 años se multiplicó por tres de 2007 a 2016. La población mayor de 45 años representa un 55,93% del total, demandantes de empleo el 49,27%.  Desde el 2015 a 2017  se observa una ligera tendencia a la reducción, un 7,8%,en todos los tramos de edad, excepto en los mayores de 59 que se ha incrementado en un 5,83%.

            Respecto a Piloña, situación que se analiza en este artículo, según datos procedentes de las mismas fuentes, por tramos de edad, el mayor número de desempleados se localiza en los mayores de 59 años, computando en general 101 y de larga duración 65; en los otros tramos hay una ligera reducción.


La búsqueda de empleo. Lo que nos dicen que debemos hacer

            Desde diferentes ámbitos, expertos en el tema, profesionales de Departamentos de Recursos Humanos(Fundación Adecco, Fundación Endesa…), a la hora de abordar esta cuestión coinciden en muchos aspectos:


  1. ·         La necesidad de reorientar la búsqueda de empleo, reconsiderando sectores y empresas
  2. ·         El reciclaje, el no rechazo a la formación
  3. ·         El ser visible en Redes Sociales y webs de empleo generales y específicas
  4. ·         Tener en cuenta asociaciones y actividades de voluntariado
  5. ·         Ser creativos y activos
  6. ·         No esconder la edad, verla como RECURSO
  7. ·    Centrarse en la experiencia de  los últimos años, desechando lo irrelevante, “procurando alisar algunas arrugas de más”, como expresa el eslogan de la web de empleo de Savia (Fundación Endesa) : “currículums con arrugas de más”
  8. ·         La actitud positiva, el esfuerzo, la dedicación
  9. ·         Desechar prejuicios, estereotipos: Como que la edad nos ha reducido la capacidad de trabajo; que somos más exigentes y menos competentes; mayor absentismo laboral por incremento de enfermedades; más reivindicativos, menos manejables y  adaptables.


RESPUESTA DESDE PROGRAMAS DE ORIENTACIÓN LABORAL
Experiencia con demandantes del Concejo de Piloña (Infiesto)

¿Controversia de métodos?

Lo que hace la mayoría: La reiteración de “lo de siempre”. Utilizan la sabiduría acumulada como el mejor método, en un colectivo en el que un alto porcentaje, alrededor del 65-70%, poseen estudios primarios; les avala una alta experiencia, principalmente, en los sectores primario y servicios; la mayoría se definen como analfabetos digitales, siendo reacios a formarse en este ámbito, por no verle la utilidad; en la búsqueda de empleo prefieren utilizar el boca a boca, ir a las empresas directamente y dejar muestra de lo que saben hacer. Los amigos, conocidos, familia…forman su red de contactos, su Networking, término que cuando lo oyen no tienen ni idea de que va. La sabiduría les hace “retirarse”, utilizar tiempos de descanso cuando las perspectivas no son favorables, que a veces se alargan demasiado provocando estancamientos difíciles de subsanar.



Lo qué hacemos como técnicos/as de orientación: Nos centramos en cómo podemos mejorar su método de búsqueda, considerando que utilizan una sabiduría con fisuras, que les hace perder opciones, al dejar de lado el acceso a un mercado laboral público, manifiesto, utilizando, en exclusividad, un mercado oculto que mueve, no cabe duda, un alto porcentaje de acceso a un trabajo. Se refuerza que lo ideal sería utilizar los dos sistemas para que no se pierda esa parte de información, de posibilidades.

            Esta sabiduría con fisuras también la aplican en el ámbito de actuación; se suelen mover en entornos locales; algunos casos lo amplían a municipios circundantes y los más optimistas, pocos, van a donde sea, dependiendo de las condiciones. En este caso, para ampliar posibilidades, intentamos mejorar su método poniendo de relieve la importancia de partir de lo local para luego ir ampliando el radio de acción; de la importancia del conocimiento de empresas y posibilidades, según circunstancias.

            Otro aspecto comprometido y no menos importante de esta sabiduría es el de la actitud derrotista, de infravaloración, que transmite la mayoría, ¿”quién me va a contratar a mí habiendo tanta gente joven en el paro”?. Nuestro trabajo aquí se hace imprescindible, aunque no fácil, procurando evitar posturas derrotistas que sólo conducen a la inmovilidad y al abandono. Siempre se ha de promover la defensa de la edad como RECURSO, de la sabiduría que trasmite, procurando que tenga las menos grietas posibles.

Webs de empleo/Redes Sociales como técnicas de búsqueda

            ¿Las vamos a promover?  Siempre, en los casos viables, pero  sin olvidarnos de su método, “lo de siempre”, mejorándolo en la medida de lo posible, destacando la necesidad de no estancarse, de seguir aprendiendo; valorando la importancia de lo que trasmiten no sólo a nivel profesional sino también personal y ambos aspectos se  han de plasmar, han de ser comunicados.


            En definitiva, promovemos candidatos con una sabiduría sin fisuras, que no pierdan aquello que es relevante y posible y dejemos de lado lo que es fruto de modas, que no nos aporta nada, no nos ayuda a conseguir lo que queremos. Inclinemos la balanza, en este caso, a favor de las personas, de la ayuda que pueden tener y ofrecer; pero no nos olvidemos de esta otra realidad que cada vez pisa con más fuerza, la tecnológica, y que si queremos ser visibles, estar ahí, deberemos inmiscuirnos en ella.

#empleo #edad #sabiduriaconfisuras #métododebúsqueda #orientaciónlaboral

Fuente imágenes: Pixabay.com (Creative Commons CCO)

lunes, 5 de noviembre de 2018

Tienes una nueva oportunidad para aprender.¿Nos ponemos en marcha?

AUTORA: Orientadora Laboral. Sonia Fernandez Cernuda. 

Comenzamos!! 🐜🐜🐜🐜🐜

El protagonista de esta historia se llama Alejandro. Era un alumno diez y seguramente seguirá siéndolo. Solía sacar notas excelentes salvo en Educación Física,  y es que tenía una obesidad importante que le dificultaba mucho la práctica. Con esfuerzo y trabajo diario solía aprobar hasta que llegaron los veinte retos de comba. A pesar de esforzarse al máximo en las prácticas y aprovechar todos los consejos, no lograba alcanzar los objetivos, necesitaba doce retos para aprobar. Su profesora y sus compañeros estaban muy preocupados, nadie quería que suspendiese. A unos días para la temida prueba, Alejandro se acercó al departamento de Ed. Física y solicitó una comba prestada para llevar a casa. ¡Y llegó el examen! Ante la sorpresa de todos, logró su objetivo, alcanzó catorce retos superando la prueba con creces. ¡Había empapado la camiseta, bajado varios kilos y tendría agujetas los siguientes días!

Este caso, por cierto real, no es tan distinto a la búsqueda de empleo. Cuando una persona vivencia un proceso de búsqueda de empleo se abre un tiempo de preguntas, respuestas y algunos cambios por los que ha de pasar. 


En esta etapa, que todas las personas hemos experimentado alguna vez, tratamos de buscar soluciones, bien sea apoyándonos en nuestro entorno o en las herramientas que tenemos a nuestro alcance. En cierta medida, también queremos que pase rápidamente, atajar si se puede y conseguir que alguien nos cuente lo que tenemos que hacer para lograrlo ya.
Aunque el punto común sea encontrar un empleo, cada persona es diferente, tiene su tiempo, objetivos y ese destino, ideal y único, al que quiere llegar.  Antes que nada, situarse en el punto de partida y aceptar que también es distinto para cada cual nos ayudará a ganar tiempo. Sin este ejercicio, de modo realista,  no podremos avanzar. 🔑

Habitualmente pensamos, soñamos o nos marcamos metas. Sólo echa la vista una semana atrás ¿cuál era el propósito para este lunes? ¿Y para este año? ¿A dónde pretendías llegar hace diez?  Conseguir hábitos de vida más saludable, ese idioma pendiente, estudiar u obtener un empleo. En este camino hay una toma de decisiones, diarias y continuas, una inversión de tiempo y esfuerzo, así como renuncias. La solución mágica no existe ni es única.  Esa receta no la tiene nadie  ni el que llega primero.

¿Qué te ha salido bien cuando has conseguido alguna de las metas que te has propuesto? El propio obstáculo ya superado puede ser la mejor herramienta respecto a los que están por delante.

Aquí lo refleja Rafael Nadal. “Hay jugadores con mucho talento, pero hay otros que tienen gran capacidad para mejorar, para no conformarse y levantarse cada día con la ilusión de entrenar. Estos son quienes tienen más opciones de triunfar”.

Busca empleo como lo conseguiste aquella vez, en la que tampoco lo tenías fácil, en la que te tuviste que esforzar, en que fuiste valienteCéntrate en eso que depende de ti, deja a un lado lo que no puedes cambiar. 
En definitiva, no existen métodos fáciles para hacer cosas difíciles.  Tienes una nueva oportunidad para aprender. ¿Nos ponemos en marcha? 🐜🐜🐜🐜🐜

#realista #optimista